Tribuna

Nuestra hemeroteca

Tribunas publicadas entre 30/10/2007 y 01/05/2009

Ifevi y Salón Náutico

De manera definitiva, la empresa Feria Náutica de Vigo – a la que Rubén López López adjudicó el evento, circunstancia por la que él mismo también se encuentra imputado en un grave delito societario presuntamente cometido por el responsable de la misma – no puede organizar el Salón Náutico, al pronunciarse la Audiencia Provincial de acuerdo con el auto judicial que decretaba la paralización de sus actividades.
Ahora corresponde al Comité Ejecutivo del Ifevi deshacer el entuerto en la medida de lo posible, aunque los considerables daños para el sector náutico y para la ciudad ya son irremediables, al no poder tener lugar el Salón en las fechas que estaban previstas, que eran las más adecuadas.

El Comité que se reúne esta semana puede optar por dos vías bien diferentes: que este año no se celebre el Salón, con lo que, por su falta de continuidad, quedaría muy perjudicado; o bien encargar su organización a otra empresa, para que trate de ponerlo en marcha entre los meses de Abril y Mayo, en todo caso antes de Junio.

Lo lógico sería que de su organización se hiciera cargo Salón Náutico de Vigo S.L., que lo gestionó desde el principio, en sus tres ediciones anteriores. También parece lo más sensato, puesto que, de ser adjudicado a otra empresa, dadas las resoluciones judiciales ya existentes, cabe la posibilidad, contemplada por la ley, de que Salón Náutico S.L. presente una demanda contra el Ifevi.

El director del Instituto Ferial – quién, al parecer, tiene aspiraciones políticas – debía de estar ya dimitido a instancias de la CEF, de la Cámara de Comercio y de todo el sector náutico perjudicado. No sólo por su manifiesta incompetencia e imprudencia, que lo convierten en el máximo responsable de esta situación, sino por el simple hecho de estar involucrado en ese grave delito societario relacionado con su labor al frente del organismo.
Seamos optimistas y esperemos que el IV Salón Náutico se pueda celebrar este año, aunque sea en precario respecto a las fechas que estaban previstas, porque su continuidad parece necesaria.
Muy mal están las cosas en el Ifevi. Está claro que es preciso un mayor control de su administración por parte del comité ejecutivo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page