Punto de Mira

LA MÁS DESCARADA DE LAS MANIPULACIONES

Los editores de La Voz de Galicia están desesperados por su situación económica. Necesitan de una fusión que, a través de Caixagalicia, salve su propiedad del diario y así llevan tiempo no parándose en barras respecto a cualquier manipulación.

LA MÁS DESCARADA DE LAS MANIPULACIONES

Pero en esta ocasión se han superado: "Dos de cada tres gallegos que opinan son partidarios de la fusión de las cajas". (31/1/210)

Al lobby de A Coruña la pretendida absorción se le escapa entre los dedos debido a una ley express mal elaborada, que conculca la propia Lorca, la Ley Orgánica de las Cajas de Ahorros que regula las normas básicas de órganos rectores de cajas de ahorros. Y lo que es peor: se trata de una ley – en realidad, un decretazo perpretado por Feijoo en alianza con el Bloque Nacionalista Galego – que en algunos puntos es inconstitucional. Que va contra la Constitución, la Carta Magna por la que nos regimos todos los españoles, incluidos los gallegos, también aquellos que no quieren. 

En el artículo publicado por La Voz de Galicia a partir de los resultados de una encuesta elaborada por ellos mismos, a través de su empresa Sodaxe, se puede leer: "El sondeo pone de manifiesto la existencia de una nutrida bolsa de ciudadanos que ignoran la cuestión (28,1%) o que optan por mantenerse al margen y declinan opinar (10,7%). Por tanto son seis de cada diez los que se posicionan. Entre esos seis que opinan, cuatro se muestran a favor o totalmente a favor de la fusión, y dos en contra".

(El lector puede consultar aquí el artículo completo y sacar sus propias conclusiones)

Aparte de que el lobby coruñés pretenda hacerse con el control financiero de la Comunidad bajo el lema "A Coruña, capital financiera de Galicia", que es una indisimulada aspiración, las cuentas de La Voz de Galicia se encuentran al borde del abismo. Poco remedió la situación la ayuda de más de 22 millones que el Igape le insufló en Noviembre del pasado año.

Los empleados del Grupo Editorial han aceptado una rebaja de un 3% en sus salarios, medida que también afecta a los colaboradores externos, los cuales, además, sufren continuos retrasos de meses en sus cobros, así como fraccionamientos, aun cuando se trata de cantidades que, acumuladas, pueden no llegar a los mil euros.

Debido a esta malísima coyuntura económica, José María Castellano, ex de Zara, actual presidente de Ono, accionista destacado de La Voz, exigió en el mes de Junio de 2009 la vicepresidencia del Grupo, para así mejor ejercer el control económico, apartando del mismo al que sigue figurando como presidente, al tiempo que ejerce de primer columnista, Santiago Rey Fernández-Latorre.

V.E.  

Ver también, publicado anteriormente: LAS OTRAS RAZONES DE LA VOZ: SUS PROBLEMAS ECONÓMICOS

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page