Punto de Mira

LEER SOLO TITULARES
El artículo
lo pone el lector

Ya es el presente y los visitantes habituales de los medios de comunicación digitales se están adaptando

LEER SOLO TITULARES | El artículo | lo pone el lector

Los lectores no solo se están acostumbrando a recorrer únicamente titulares de las diferentes páginas, también aprendiendo a sacar sus propias conclusiones tras comparar los distintos encabezamientos que se ofrecen como llamada de atención de cada información.

Ocurre que una misma noticia es destacada de distintas formas, en ocasiones muy distintas, por lo que al final es el propio lector el que, tras consultar y confrontar los diversos titulares, si les dejan también las entradas del artículo, termina por elaborar un contenido para sí mismo. Es decir, acaba por componer mentalmente un artículo que es el suyo propio. Y probablemente muy acertado.

———–

Muchos de estos lectores son los que antes, hasta hace poco, estaban habituados a la barra libre, a consultar de manera gratuita casi cualquier diario del mundo. Esto ha cambiado de formal radical, por lo que, en un porcentaje no demasiado alto por ahora, se habrán hecho subscritores de la edición digital de un periódico, quizás de dos y en algunos casos, pocos, hasta de tres. En todos los demás diarios únicamente tienen a su disposición de manera gratuita los titulares.

Unos titulares que, si se quiere ver así, presentan una ventaja: la lectura super rápida, lo cual no es poco tratándose de internet, teniendo en cuenta que más de la mitad de las consultas, en torno en a un sesenta por ciento, se realizan a través de móvil. El resto y de manera aproximada, un treinta y cinco por ciento desde ordenador; y el otro cinco por ciento con tablet.

Un cambio muy sustancial en el mundo de la información.

LOS DIARIOS EN PAPEL SE VENDEN CADA VEZ MENOS Y LOS DIGITALES BUSCAN NUEVAS VÍAS DE INGRESOS

Paralelamente, los diarios en papel están en absoluto declive. Una verdadera pena que casi se haya perdido el viejo goce de la lectura atenta y despaciosa, el lector bien acomodado en su casa o ante un café. Cada vez se venden menos periódicos de los que se pueden doblar y llevar bajo el brazo, aunque todavía queden fieles lectores, la mayoría de una edad elevada. Lo que quiere decir que la publicidad que sustentaba a estos medios en papel ya no es tan provechosa para los anunciantes, al menos a los precios de antes, de modo que en papel la rentabilidad obtenida por las empresas editoras ha bajado muchos enteros.

Al tiempo que en sus ediciones digitales la publicidad propia de internet, la que en su mayor parte se muestra mediante banners, tampoco deja beneficios suficientes para cubrir los altos costes de una buena información, ya que el anunciante suele pagar unos céntimos por entrada o pinchazo, lo cual está provocando la trampa de que uno pincha en una información y salta un anuncio en una ventana nueva, algo así como un fraude al lector. Y están también, como fuente de ingresos complementaria, los llamados contenidos ´patrocinados´, que son una forma de publicidad encubierta que pretende pasar por información alternativa.

Pero como ni lo uno ni lo otro generan suficientes ingresos los diarios digitales se han visto obligados a recurrir a las suscripciones, impidiendo a los no suscriptores el acceso a sus contenidos, obligándoles a aprender a manejar los titulares, es decir, cotejarlos para sacar conclusiones, con lo que se está creando un nuevo tipo de lector.

Al tiempo que, lógicamente, está cobrando todavía mayor fuerza la información que se proporciona por televisión, el televidente acostumbrado a sobrellevar sin demasiados problemas las interrupciones para publicidad. Que hasta puede ser útil por informativa de otra manera.

V.E

Nota complementaria.- Vigoempresa.com no acepta publicidad de ningún tipo. En nuestra página no existen anuncios ni contenidos patrocinados.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page