En portada

Artículo publicado

13/06/2014

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

LOS ACCIONISTAS DE TRANVÍAS ESPERAN LA APROBACIÓN DE UNA CUANTIOSA AMPLIACIÓN DE CAPITAL

En la Junta General Extraordinaria de la compañía Tranvías Eléctricos de Vigo S.A. que se celebrará el día 25 de Junio en el Club Financiero se prevé una alta representación accionarial dada la relevancia del punto más destacado del orden del día.

LOS ACCIONISTAS DE TRANVÍAS ESPERAN LA APROBACIÓN DE UNA CUANTIOSA AMPLIACIÓN DE CAPITAL

Un apartado cuyo enunciado comienza así: "Propuesta de aumento de capital social en un importe de 9.000.000 (nueve millones euros) mediante elevación nominal de las acciones con cargo a reservas voluntarias".

Se trata de un movimiento trascendente y consecuente, teniendo en cuenta que el actual capital social es de un millón de euros, cuando las reservas de la compañía superan los diecisiete millones. Con la ampliación, de aprobarse, las acciones pasarán a tener una valor nominal de setenta euros, lo que resulta mucho más próximo al real, dado que el actual, de siete euros, está claramente desfasado.

Este reparto de reservas que pasan a capital no supone ninguna merma en las inversiones, que ya están realizadas y que son las que han generado esas mismas reservas.

Como manifiestan los administradores en su informe de gestión: "El Consejo considera que con esta propuesta de ampliación de capital, los accionistas se verán protegidos en sus derechos e inversiones ante el posible interés de terceros inversores no accionistas en adquirir el capital de la Sociedad a precios de su valor nominativo". Y también de otros accionistas, habría que añadir.

Ocurre que Tranvías Eléctricos de Vigo es una sociedad anónima muy peculiar, con cientos de pequeños accionistas con tres, cuatro o cinco títulos que los conservan – más que por otra cosa – por su valor sentimental, para sentirse así partícipes de un trozo de la historia de Vigo. Unos títulos sueltos que en muchos casos – bastantes están desperdigados por países americanos, en manos de gente que emigró – son considerados como un recuerdo y certificado de viguismo.

A estos detentadores, aunque les agradará saber que las acciones pasan a valorarse nominalmente en setenta euros, la ampliación no les va a afectar en nada a su economía. No así a otros minoritarios que poseen un uno por ciento, un 2,5%, como es un caso, o cualquier otra proporción significativa.

SE CONTEMPLA LA POSIBILIDAD DE FUTURAS AMPLIACIONES

Previsiblemente, la ampliación será aprobada tal como está planteada por el Consejo de Administración. Es decir, con cargo a reservas voluntarias.

Que no es lo deseado por dos de las familias que componen el epicentro accionarial, entre ambas reuniendo alrededor de un veinte por ciento. Las cuales prefieren la alternativa de una primera ampliación a base de aportaciones dinerarias, lo que signficaría que tendrían entonces la oportunidad de aumentar sensiblemente sus porcentajes adquiriendo títulos en base a los actuales valores nominales y a costa de pequeños tenedores dispuestos a vender.

Una opción para la que también hay agentes externos merodeando, alguno de los cuales ya habría conseguido hacerse con un número de títulos a los precios de hoy.

Si la propuesta del Consejo de Administración sale adelante el próximo día 25, las acciones estarán más próximas, como se dijo, a su valor real y más justo. Posteriormente los accionistas podrán acudir o no – o vender antes – a futuras ampliaciones en una cuantía nominal máxima de tres millones de euros, en este caso sí mediante aportaciones dinerarias, lo que también figura en otro punto del orden del día en la misma Junta.

Por último y de acuerdo con los estatutos de Tranvías, para aprobar este aumento de capital social se precisa que estén presentes o representadas en la Junta las dos terceras partes del capital en primera convocatoria y el cincuenta por ciento del mismo en segunda o sucesivas.

Publicados anteriormente:

SE APROXIMA LA GRAN JUNTA DE TRANVÍAS (08/06/2014)

HAY TOMATE EN TRAVÍAS (13/04/2014)

VER TAMBIÉN:

ASÍ SE SALVÓ DE SU DESAPARICIÓN TRANVÍAS ELÉCTRICOS DE VIGO, S.A


Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page