En portada

Artículo publicado

18/01/2007

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Movimientos en algunas importantes empresas de Vigo

Alfonso Paz-Andrade deja su cargo como consejero-delegado de Pescanova, de la que es destacado accionista.

Movimientos en algunas importantes empresas de Vigo

El mundo empresarial vigués se ve convulsionado, proporcionando considerables novedades en las últimas semanas.

A mediados del pasado mes de Diciembre se anunció que Román Yarza abandonaba la presidencia ejecutiva del Grupo Copo, la multinacional de la automoción por él fundada en 1969 y líder en fabricación de espuma para asientos para automóviles. Posteriormente, el día 23 de ese mismo mes, Javier Riera comunicó su prejubilación como director del centro de producción en Vigo del Grupo PSA Peugeot Citroën. Javier Riera colaborará a partir de ahora con la Xunta de Galicia en la puesta en marcha de una “Fundación Galega para a Sociedade do Coñecemento”, desde donde se propone colaborar en el diseño de futuras estrategias económicas para Galicia.

Se acaba de conocer que Alfonso Paz-Andrade se despide como consejero-delegado de Pescanova, cargo que ocupó a lo largo de las últimas dos décadas. De 66 años de edad, propietario del 5% de acciones de la compañía, seguirá, sin embargo, ligado a Pescanova en el desempeño de funciones ejecutivas relacionadas con las operaciones de la empresa en Mozambique, otros países y Malvinas. A Alfonso Paz-Andrade se le puede considerar el principal factotum de la expansión internacional de Pescanova mediante la política de creación de empresas mixtas en muy diversos países.

Por último hace meses que se rumoreaba la dimisión de Francisco Rivas, director comercial de Rodman Polyships a lo largo de los últimos ocho años. Dimisión que tuvo lugar, de forma efectiva, la pasada semana. Eran conocidas las divergencias de Francisco Rivas con el accionista mayoritario de la empresa, la cual, por otra parte, se encuentra en venta.

Diversas movimientos iniciados en este sentido fracasaron debido a que un contrato para la construcción de patrulleras con destino al gobierno de Venezuela han comprometido seriamente la pretendida expansión comercial de Rodman en Estados Unidos, que se verá abortada.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page