Punto de Mira

Artículo publicado

06/07/2022

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

SIN DISIMULOS Y CON TODA LA JETA:
ABEL CABALLERO RINDE MÁXIMO TRIBUTO A FARO DE VIGO

En realidad, Caballero lleva tributando a las arcas del periódico con dinero público desde 2005, cuando utilizaba la Autoridad Portuaria como plataforma hacia la alcaldía y los fondos de la Autoridad Portuaria para pagarse la propaganda electoral. De esta manera, en mucha parte gracias al indisimulado y bien retribuido apoyo de Faro de Vigo se hizo con el ayuntamiento en 2007.

SIN DISIMULOS Y CON TODA LA JETA: | ABEL CABALLERO RINDE MÁXIMO TRIBUTO A FARO DE VIGO

Desde entonces, y ya son quince años, como como acalde Abel Caballero se convirtió en el principal contribuyente a las arcas del diario que presume de decano. Aunque los paganos somos todos los vigueses, con nuestros impuestos, que de nuestros bolsillos sale el dinero.

La alianza o entente político económica informativa entre Prensa Ibérica, empresa editora de Faro de Vigo, y la actual alcaldía es en exceso descarada. Tanto que – se dice en medios periodísticos – notas que salen del gabinete de comunicación del ayuntamiento son publicadas por FdV tal cual, sin citar remitente.

Y aparte de pago, peloteo: ya en 2003 Caballero se había inventado una medalla de oro, una de esas que están de provinciana moda, para agasajar a Javier Moll de Miguel, presidente de Prensa Ibérica, con motivo del 15o aniversario de Faro de Vigo, fundado en 1853. Fundado por un impresor vigués y que permaneció en manos viguesas hasta 1986, durante ciento treinta y tres años. Que sus últimos propietarios no quisieron vender a empresarios locales interesados y por eso fue a parar, como en un saldo en el que no fue valorada por los vendedores la cabecera a las actuales manos foráneas.

La distinción Ciudad de Vigo 2022 entregada a Javier Moll y a su esposa Arantza Sarasola el día 5 de Julio se la inventó Caballero para festejar al medio de comunicación del que se sirve. Siempre previo pago, que los periódicos son empresas en procura de beneficios.

Y no solo por medio de informaciones muy favorables. También corriendo telones de sonoros silencios. Y en ocasiones utilizando diversos meandros informativos que van disimulados entre frondosas ramas, para confundir.

De todas formas, hay que decir que lo mismo se vieron obligados a hacer los alcaldes anteriores, aunque en mucha menor medida de Caballero. El Faro siempre cobró, naturalmente.

UN ACTO QUE RESULTÓ UN CARNAVAL MUY CHABACANO

´Como reconocimiento a su trayectoria a favor de la urbe olívica´ (Caballero) . ´Entendió y encarnó a lo largo de la historia las necesidades de la ciudad, es parte de nuestra alma´ (Caballero) ´Vigo es su faro y  el FARO es de Vigo´ (Caballero)

El despliegue gráfico de Faro de Vigo el día 6 de Julio  cubriendo la entrega del premio el día anterior fue desmedido, como de periódico de pueblo, no solo por su extensión, portada más las cuatro primeras páginas, también en cuanto a pretencioso colorido grafismo predominando el rojo. Con una amplia galería fotográfica de sonrientes asistentes encantados de estar, todo un tanto vulgar, como de Hola pero en malo, dando un poco -incluso un mucho – de verguenza periodística ajena. Como siempre resplandeciendo por su pésimo gusto la presidenta de la Diputación Provincial, en esta ocasión vistiendo en relucientes dorados mal combinados.

—————

Y ya como apunte final: Abel Caballero acusa al Celta de Vigo de haber montado su ciudad deportiva en el limítrofe municipio de Mos; pero no menciona que Faro de Vigo tiene su sede en Chapela, que es Redondela. Ignorando seguramente que el periódico se fue del centro de Vigo en los años sesenta por su enfrentamiento con el alcalde de entonces, Rafael Portanet, que también marcó una época en la ciudad. La realidad es que no importa ni uno ni otro caso, pues tanto Mos como Redondela son Vigo, al igual que Cangas y Moaña, Nigrán, Porriño, Gondomar, entre otros municipios en los que no manda Caballero. Forman parte del Gran Vigo, como se titula una sección de FdV. Conforman el área metropolitana viguesa.

Una cosa es cierta: Faro de Vigo ha defendido siempre los intereses de su lugar de nacimiento, hace 170 años. Una labor importante cuando la ciudad tiene que soportar los continuados ataques informativos, unas veces declarados y otras más solapados, de La Voz de Galicia.

V.E 

Ver abajo:

LA HISTORIA DE JAVIER MOLL, ARANTZA SARASOLA Y PRENSA IBÉRICA

 

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page