En portada

Artículo publicado

18/12/2020

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

THE BATTLE OF VIGO BAY
(para nosotros la Batalla de Rande)

Lo que nosotros llamamos batalla de Rande es para los ingleses The Battle of Vigo Bay. En diferentes idiomas europeos también se conoce así, como la batalla de la Bahía de Vigo. En la imagen un dibujo inglés del Siglo XVIII y el reverso de una de las monedas conmemorativas de la victoria anglo holandesa acuñada en 1703, en el que se aprecia el perfil de la Ría y los nombres de Vigo, Redondela y Cangas. Esta moneda - el anverso lleva la efigie de la Reina Ana Estuardo - hace unos años alcanzó la cifra de cincuenta mil dólares en una subasta celebrada en Nueva York.

THE BATTLE OF VIGO BAY | (para nosotros la Batalla de Rande)

Tiene toda la razón el cronista oficial de la ciudad, Ceferino de Blas, cuando afirma ( la última ocasión en Faro de Vigo, 10/12/20) que hay que recuperar el recuerdo de la batalla de Rande, que tan importante fue para Vigo.

Porque ´The battle of Vigo Bay´, que tuvo lugar en Octubre de 1702, puso para siempre a Vigo y su Ría en los mapas y en la historia de Europa, estando su recuerdo muy presente en las grandes bibliotecas por la ingente literatura que provocó. También entró posteriormente en las hemerotecas por la gran repercusión mediática que tuvieron los sucesivos intentos de rescate de los supuestos tesoros, más de veinte operaciones a lo largo de los siglos XIX y XX, algunos muy costosas, con grandes inversiones de compañías privadas inglesas, francesas y americanas. El último intento data del año 1991, con el resultado de algunos utensilios de plata y cañones de bronce. Y es que el grueso de cargamento de oro y plata de la flota de Indias atrapada en la ensenada de San Simón había sido desembarcado antes del comienzo de la batalla y trasladado en carromatos a Castilla.

 

Fue tal el impacto -además magnificado por los vencedores – en la Europa de la época que, aparte de monedas y medallas, fueron miles los mapas y grabados que se imprimieron en Inglaterra y Holanda en referencia a la batalla batalla de la Bahía de Vigo. En muchos casos verdaderas joyas que tienen gran valor hoy día. Y también aparecieron no pocas pinturas como la que se muestra.

En Holanda y Alemania incluso se convirtió en popular – y esto hasta bien avanzado el siglo XIX – un juego de mesa inspirado en la batalla de Rande.

Estaban tan eufóricos los ingleses que decidieron poner Vigo Street a una calle londinense, pequeña pero muy céntrica y en un lugar privilegiado entre Regent Street y Burlington Gardens, en la que desemboca la famosa Saville Row, la literaria y peliculera calle de los mejores sastres que vestían a los caballeros del Imperio Británico. En la década de los 80 del siglo pasado, cuando se iniciaba una época de fiebre española de turismo a Londres, a descubrir  Londres, los viajeros vigueses, habiendo previamente cumplido el trámite del obligado paso por los grandes almacenes Harrods, se sentían orgullosamente obligados a desplazarse hasta Vigo Street y hacerse una foto ante el rótulo. Las bolsas de Harrods y las fotos daban para mucho presumir al regreso a casa.

JULIO VERNE, EL MEJOR PUBLICISTA DE LA RÍA DE VIGO

Los tesoros bajo las aguas de Rande se convirtieron en leyenda europea; pero el único que los encontró fue el capitán Nemo para así financiar las singladuras y peripecias de su Nautilus. La novela ´Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino´, una de las más populares que se han escrito nunca, que contiene un importante capítulo titulado ´La bahía de Vigo´, se publicó en 1869, ciento sesenta y siete años después de la batalla, cuando todavía estaban muy vivos los rescoldos de su trascendencia histórica.

Su autor, Julio Verne, nunca había estado en Vigo antes de escribir la novela. Pero visitó la ciudad nueve años más tarde, en 1878; y lo hizo por pura casualidad, porque su yate Saint Michel III, que se dirigía al Mediterráneo, sufrió una avería y debió recalar en nuestro puerto para reparar. El escritor bretón aprovechó entonces para conocer el lugar que en la ficción había frecuentado su capitán Nemo. Y durante su estancia escribió a un amigo: ´no puedes imaginar nada más admirable que esta bahía de Vigo, lago inmenso rodeado de montañas (…) ´

En lo más alto de su fama mundial, Verne volvió a visitar nuestra ciudad en 1884. Y muy curiosamente también debido a que, de nuevo, cuando navegaba otra vez hacia el mar Mediterráneo, igual que años antes frente a las costas gallegas su barco tuvo un problema, en esta ocasión con la caldera.

Ambas presencias del escritor en Vigo – que se convirtieron en grandes acontecimientos en la ciudad, siendo Verne muy agasajado por los capitostes de entonces – están muy documentadas a partir de él mismo, ya que mantenía minuciosos diarios de sus viajes.

OTRO DESTACADO ESCRITOR FRANCÉS

Aparte de Verne, destaca Ceferino de Blas a otro excelente y conocido escritor francés posterior, Gastón Leroux (1868-1927), autor de ´El fantasma de la Ópera´, el cual dedicó dos libros a Vigo escritos en 1917, ambos en torno a Rande y las expediciones en busca de sus tesoros. Leroux sí que se desplazó a Vigo en 1903; pero para realizar un trabajo periodístico para el diario Le Matin. Y aprovechó para documentarse, para recopilar material para los libros que, teniendo como escenario la Ría y la ciudad, escribiría después.

Pero fueron muchos los escritos dedicados a Vigo en otros idiomas, en inglés, holandés y alemán.

Rande es un tesoro en sí  mismo que siempre estuvo ahí; pero un recurso promocional que los vigueses nunca supimos aprovechar debidamente, ni su memoria ni su trascendencia histórica y literaria.

Menos mal que Julio Verne y otros lo hicieron por nosotros , paliando en parte esta secular desidia en la promoción internacional de nuestra ciudad.

Lo que era así hasta ahora, hasta que llegó el alcalde Caballero y se inventó las mejores luces navideñas del mundo. Que este sí que sabe vender.

R. SOUTELO

Aparte de la que se muestra arriba fueron varias las monedas que se acuñaron en Inglaterra como conmemoración de la gran victoria. Esta, en plata con la efigie de la reina Ana Estuardo muestra otro interesante reverso también con el perfil de la Ría de Vigo.

ENLACES:

EL VERBUM DEBERÍA SER PARA JULIO VERNE. El mejor publicista que tuvo nunca la Ría de Vigo

LAS DOS VISITAS DE JULIO VERNE A VIGO CONTADAS EN DETALLE

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page