Unos por otros

Nuestra hemeroteca

Artículos de Antonio Ojea publicados entre 15/09/2008 y 01/01/2012

vigoempresa vigoempresa

Comparte en

Quizás también te interese Quizás, también te interese

LA GUINDA

Unos por otros

LA GUINDA

TRAGICOMEDIA DEL MAMONEO

TRAGICOMEDIA DEL MAMONEO
A pesar de que Marx (no, Groucho no: Carlos) advirtió de que la tragedia, cuando la historia se repite, deviene en comedia, no dejamos de repetir historietas. Y por aquí somos verdaderos especialistas en hacer comedias de lo que en su día fueron tragedias.
Aunque se atribuye al entonces presidente de los EE.UU. Franklin D. Roosvelt la frase «Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta«, refiriéndose al cruel dictador nicaragüense Anastasio (Tacho) Somoza, lo cierto es que parece haber sido eructada por su Secretario de Estado, Cordell Hull. Paternidades oratorias aparte, el caso es que aquella tragedia que sufrió Nicaragüa ha dado para una sentencia que parece haber inundado la panoplia de inconsecuencias actuales.
Hace sólo unos días, el PP se ha marcado una de ¡Viva Cartagena!, reclamando al gobierno municipal que no se gaste en publicidad y fastos ¡4,3 millones de euros!
Con que esas tenemos, ¿eh?; pues os vais a enterar— supongo que habrán dicho en el entorno aulico de Caballero. Y les sacan a la oposición 400.000 euros gastados en mamoneo “molto vivace” entre los años 2003 y 2007, que los actuales gobernantes se niegan a pagar si quienes decidieron el gasto no firman al pie de las facturas.
Y aquí viene a cuento lo del “hijo de puta” roosveltiano: “Puede que sea mamoneo, pero es nuestro mamoneo”, dirán unos y otros sin desviarse un ápice del guión de comedia al que han reducido la realidad que nos invade.
Que alguien diga que podemos ahorrarnos casi 5 millones de euros en fastos y “coimas” para ser bien tratados por los medios de comunicación, además de alimentar el pesebre de las múltiples y serviciales agencias de “Servicios Integrales de Comunicación” afines, debería dar para el escándalo.
Pero, claro, hasta los hijos de puta tienen padre y, aunque siempre tarde, los progenitores se atropellan para que cada uno cargue con sus propios bastardos. Los millones gastados (en buena parte ilegalmente) por el gobierno municipal del PP no sirven para alimentar al bipartito actual, que sigue la misma senda, pero los “hijos de puta” (los millones, claro), aunque son iguales no son los mismos, no nos vayamos a confundir ahora. Y se alían con los cerdos de la granja de Orwell para afirmar que todos (los dineros, claro) son iguales aunque unos son más iguales que otros.
La comedia
La comedia escenificada estos días, con acusaciones de gasto desmedido por unos y otros, tendría que dar risa si no fuese que andan jugando con los dineros de todos, sin que se note que lo hacen en nuestro beneficio. Aquí nadie se pone a la faena de gastar según nuestras necesidades, sino que siguen empeñados en la grotesca competición de ver quien mea más lejos, buscándole, unos, los gastos excesivos de Caballero en el Puerto para agitar su campaña hacia la Alcaldía, y los otros, los excesos “protolocarios” del gabinete de Corina en alfombras y oropeles para asegurarse un despachito en el ex Rectorado acorde con su condición de “parvenue”, cuando dejase la precaria Alcaldía que ostentaba. Pero de explicarnos por qué son necesarios para nosotros esos gastos, ni mus.
Mientras tanto, los de a pie seguimos estupefactos porque, en un alarde de urbanismo imaginativo, Caballero nos informa de que la mayor parte de los 52 millones que le tocarán a Vigo, de los que el Estado entregará a los municipios, serán gastados en ¡más humanizaciones!
¿Será que Vigo está deshumanizado y se necesita un buen humanizador que lo humanice? Entonces ya lo entiendo: ¿hay algo más humano que la avaricia? Claro que, parafraseando lo que dicen que dijo Roosvelt, será avaricia, pero es su avaricia.

O sea que repetimos la tragedia en clave de comedia. Lo chungo del caso es que los actores dan pena y el guión de la comedia no da para esbozar una sonrisa.

ANTONIO OJEA

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page