Punto de Mira

UN PELOTAS ABEL CABALLERO ACUDIÓ A RENDIR PLEITESÍA EN LA GRAN FIESTA FAMILIAR DE PRENSA IBÉRICA

La imagen, publicada en la edición digital de Faro de Vigo, fue tomada el día 11 de Octubre, en Madrid. En el acto de presentación del nuevo diario de Prensa Ibérica que lleva la pretenciosa cabecera de El Periódico de España. Nada menos.

UN PELOTAS ABEL CABALLERO ACUDIÓ A RENDIR PLEITESÍA EN LA GRAN FIESTA FAMILIAR DE PRENSA IBÉRICA

Aunque, en nuestra opinión, con El Periódico de España lo que se pretende, más bien, es colocar una simbólica guinda sobre el pastel de Prensa Ibérica, en la actualidad un potente grupo editorial que ya cuenta con veintitrés cabeceras de diarios, a las que hay que añadir semanarios, revistas y portales digitales.

Solo así se explica la aparición de tan singular nuevo producto periodístico que se edita en Madrid.

Apareció en los quioscos al día siguiente de su presentación, el 12 de Octubre, coincidiendo así con la llamada Fiesta Nacional y también Día de las Fuerzas Armadas, definiéndose como ´un periódico plural nacido para vertebrar España´, lo que tiene sus resonancias.


La presentación a todo volumen y con abundancia de coloridas luces de neón constituyó un gran guateque periodístico y social con formato de magna celebración familiar, un merecido homenaje en la cumbre que a sí mismos se organizaron Javier Moll y Arantxa Sarasola, el matrimonio presidiendo el acto con el protagonismo añadido de hijos y nietos.

Ver aquí, publicado por Faro de Vigo: La presentación de ´El Periódico de España´ en imágenes. Con sus 58 fotografías.

Los Moll, con el decisivo e imprescindible apoyo del empresario Enrique Sarasola, hermano de Arantxa y amigo de Felipe González, financiador del político en sus primeros tiempos, fueron los fundadores de Prensa Ibérica, el grupo de medianos y pequeños diarios que se comenzó a construir en 1984, dos años después de la llegada del Psoe al poder, a partir de la adquisición, tras las correspondientes subastas, de algunas de las cabeceras más rentables de la extinta Prensa del Movimiento, empezando por La Nueva España, de Oviedo. Aunque antes, en 1978, una sociedad propiedad de Enrique Sarasola Lerchundi, Inversiones, Servicios y Comercio (Iseco),  ya había adquirido Prensa Canaria con sus dos periódicos, Diario de Las Palmas y La Provincia.

Faro de Vigo, que tenía graves problemas financieros y padecía de alta conflictividad laboral, pasó a pertenecer a Prensa Ibérica en 1986. Como un saldo, pues sus últimos propietarios vigueses lo vendieron por el precio rebajado de las instalaciones, olvidándose de la cabecera. Prácticamente regalaron lo realmente valioso del periódico.

Ya en los años noventa, Enrique Sarasola – fallecido en Madrid en 2002 – se convirtió en personaje público controvertido y no solo por sus estrechas relaciones con el Psoe, también por sus paralelas rentables actividades empresariales de intermediación; y por los problemas que tuvo en Colombia, país del que era natural su esposa, derivados del supuesto cobro de comisiones relacionadas con la construcción, por parte de empresas españolas, del metro de Medellín.

—————-

En la presentación, en el acto de homenaje y culto al matrimonio Moll Sarasola, se presentó el alcalde de Vigo para rendir pleitesía. En la fotografía de arriba, en la ronda de saludos, se le puede apreciar con la más bobalicona, floja y aduladora de sus sonrisas, tan marcada que trasciende una másca que igual estaba un poco mojada por dentro. Que sepamos, no hizo un gesto de rodilla acompañando su gratitud, aunque tampoco nos extrañaría.

Cuando, realmente, el reconocimiento debe ser mutuo, pues Abel Caballero es, desde hace muchos años, desde sus tiempos al frente de la Autoridad Portuaria, uno de los mayores contribuyentes a las arcas de Faro de Vigo, uno de los diarios más rentables de Prensa Ibérica.

Entre 2005 y 2007, desde A Praza da Estrela y a cambio de apoyo en su campaña a la alcaldía, Caballero bombeó elevadas cantidades de dinero público a Faro de Vigo mientras utilizaba el puerto como plataforma electoral. El puerto de Vigo se anunciaba en Vigo; y Faro de Vigo obtenía considerables rentabilidades.

Lo que, aunque de otra forma, continuó desde 2007 hasta hoy, que ya van siendo catorce años. El ayuntamiento es un gran tributario del diario vigués, que a cambio cumple la función de gran tablón de anuncios de la alcaldía.

Es de suponer, por tanto, que Javier Moll y su señora también estarán agradecidos a Abel Caballero, por lo que, pensamos, para demostrarlo deberían haber mencionado públicamente en el acto de presentación del novedoso producto su valiosa y continuada contribución a la buena marcha de uno de los principales diarios del grupo editorial que ambos comandan desde la presidencia y vicepresidencia, respectivamente, con la colaboración ejecutiva, como consejero delegado, de uno de sus hijos.

Por dignidad propia y de la ciudad que representa, no tenía Abel Caballero que haberse derretido de esa manera tras la mascarilla.

Abel Caballero, alcalde de Vigo, hizo el ridículo

V.E

VER TAMBIÉN:

EL DUEÑO DE FARO DE VIGO, JAVIER MOLL DE MIGUEL (ESTA ES LA HISTORIA DE PRENSA IBÉRICA)

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page