Crónicas de otro Vigo

Vapores Tipo Vigo

Vapores Tipo Vigo

En el año 1892 fue constituida la firma “Viuda e Hijos de J.Barreras i Casellas”, que se instaló en el Areal aproximadamente a la altura donde hoy se encuentra la Comandancia de Marina.

Comenzaron siendo unos talleres para la construcción y reparación de pequeños barcos de madera concebidos para la pesca de sardina al cerco a los que se incorporaban motores de vapor importados de Inglaterra.

Unas embarcaciones con una estilizada línea de casco que fueron evolucionando hasta alcanzar los veinte metros de eslora, ya movidas por maquinaria bastante más potente. Bautizados como Vapores Tipo Vigo, tuvieron enorme éxito por su buena navegación y velocidad, exportándose a puertos de todo el litoral peninsular y también al norte de Africa.

Debido a sus extraordinarias condiciones para la navegación estos vapores – en un alto número de unidades – fueron adquiridos por las potencias aliadas en la I Guerra Mundial para ser adaptados y actuar como dragaminas en los litorales de Francia y Gran Bretaña, e incluso en los Dardanelos, en las costas de Turquía.

Entre los años 1892 y 1918 en los primeros Astilleros Barreras llegaron a construirse casi 400 unidades de los primeros Vapores Tipo Vigo y modelos sucesivos.

Y cuando en ese año 1918 la empresa se trasladó a su ubicación actual de Coia – que en un principio contaba con capacidad para buques de hasta 5.000 toneladas – durante décadas se siguieron construyendo.

Unos exitosos barcos de extraordinario diseño que protagonizaron el inicio de la industria naval en la Ría de Vigo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Print this page